¡Hola, Tauro!

Tu horóscopo de hoy
26 de Junio

Regístrate para recibirlo gratuitamente
todos los días

tauro
20/04 – 20/05

Dejar fluir

La felicidad a veces parece que es una obligación. Siempre tenemos que estar bien dispuestos, divertidos, sonrientes. Esto puede volverse forzado, poco natural. Negamos otras emociones igual de válidas y necesarias en esa búsqueda de la foto perfecta. Está bien perseguir la felicidad. Es lo que todos deseamos: experimentar momentos felices en nuestra cotidianidad que nos llenen el alma. Compartir tiempo con nuestra familia, nuestros amigos, pareja e hijos. También queremos estar bien con nosotros mismos, estimular la mente y cuidar nuestro cuerpo. Para lograr esto nos ponemos objetivos altos, a veces inalcanzables. Sucede que a veces la felicidad parece volverse una obligación: las revistas y los libros nos dicen - ¡sean felices, no importa cómo! ¡no importa a qué precio! ¡tienes todo para ser feliz!. Y posiblemente, lo tengamos. ¿Pero qué pasa con las demás emociones? No tenemos que poner en nuestro rostro una sonrisa forzada todo el tiempo si no nos sentimos de esa manera. Por momentos nos sentimos tristes, decepcionados, enojados, desmotivados, ansiosos por el porvenir. La tristeza parece no valer nada en las redes sociales: se impone la obsesión por la felicidad, a la sonrisa enorme.

Recibe tu horóscopo diariamente

Amor

En el amor, no todo es color de rosas. A veces peleamos con nuestra pareja, tenemos desacuerdos sobre temas triviales o trascendentales. O empezamos a salir con una persona y hay cortocircuitos. Entonces nos frustramos porque no vivimos la historia de príncipe y princesa que tenemos en nuestra cabeza. Lo mismo sucede cuando vivimos una separación. ¿Transitamos realmente las separaciones? ¿O las negamos y al otro día ya intentamos hacer de cuenta que nada pasó? La alegría y la tristeza van de la mano. Negar procesos no es una opción si uno quiere aceptar lo que siente en cada momento.

Salud

Anímate a escuchar a tu cuerpo cuando estás transitando períodos de tristeza. Por sobre todas las cosas, no te castigues, no sientas culpa. No debes sonreír todo el tiempo, ni ser gracioso o entretenido para sentirte bien. A veces, sólo necesitas descansar, caminar al aire libre, poner en pausa la mente y meditar unos minutos. Si no tienes ganas de salir, no lo hagas. En realidad, no te comprometas a actividades para las cuales no tienes ánimo o ganas. Y recuerda que todo pasa.

Desarrollo personal

Es importante ser consciente de las emociones y dejarlas fluir. ¿Estás triste? No pasa nada, todos transitamos períodos malos. Todos pasamos duelos, separaciones, distanciamientos de seres queridos. Hacer como si nada pasara cuando estamos mal es forzarnos a una realidad que no nos identifica. O peor, es ponernos una máscara ficticia para ocultar una realidad que está allí, latente. Es engañarnos a nosotros mismos. A veces sentimos vergüenza por estar mal, por pedir ayuda, por hacer terapia. Bueno, pues no estás solo. Mucha gente pasa por situaciones negativas, y éstas le ayudan a conocerse y a crecer.